Saltar al contenido

Terapia cognitivo conductual: ¿Qué es y para qué sirve? 

Cognitivo conductual

La terapia cognitivo conductual o también conocida como psicoterapia o terapia del habla, es una de las técnicas más utilizada por los psicólogos, psicoterapeuta o terapeuta, para tratar la salud mental de una persona. Esta  terapia ayuda a tomar conciencia de pensamientos imprecisos y negativos para poder visualizar las situaciones difíciles o exigentes con mayor claridad y responder efectivamente. Con este tipo de terapia se trabaja de manera estructurada y con un límite de sesiones indicadas por el profesional.

La TCC se puede utilizar sola o en combinación con otras terapias y es una herramienta muy útil para tratar trastornos de salud mental como la depresión, el trastorno de estrés postraumático (TEPT) o los trastornos alimentarios. Sin embargo, no todas las personas que se benefician de la terapia cognitivo-conductual padecen una enfermedad mental. La TCC puede ser una herramienta eficaz para ayudar a cualquier persona a aprender a lidiar mejor con el estrés de la vida.

¿Qué precio tiene una terapia cognitivo conductual?

Los precios de este tipo de terapias generalmente pueden variar mucho dependiendo del terapeuta y del paciente por el tipo de trastorno a tratar, sin embargo, una consulta puede costar desde $300 hasta $2000 pesos mexicanos

¿Qué quiere decir cognitivo conductual?

Este tipo de terapia funciona para comprender cómo se ve a sí mismo, a los demás y al mundo que lo rodea, y cómo sus acciones afectan sus pensamientos y sentimientos. La TCC puede ayudar a cambiar su forma de pensar (cognitivo) y su comportamiento (conductual). Estos cambios pueden ayudarlo a sentirse mejor.

¿Cuál es el enfoque cognitivo conductual?

El modelo cognitivo conductual une conocimientos de la teoría del aprendizaje con el procesamiento de la información y trata de explicar cómo se aprenden determinadas conductas durante la infancia y la adolescencia.

¿Quién necesita de una terapia cognitivo conductual?

La terapia cognitivo-conductual se usa para tratar una variedad de problemas. Por lo general, es el tipo de psicoterapia preferido porque puede ayudarlo a identificar y responder rápidamente a desafíos específicos. En comparación con otros tipos de tratamiento, generalmente requiere menos sesiones de tratamiento y se realiza de manera estructurada.

La terapia cognitivo-conductual es una herramienta útil para hacer frente a los desafíos emocionales. Por ejemplo, puede ayudarlo a:

  • Lidiar con los síntomas de una enfermedad mental
  • Prevenir la recurrencia de los síntomas de la enfermedad mental
  • Trate las enfermedades mentales cuando los medicamentos no sean una buena opción
  • Aprenda habilidades para lidiar con el estrés de la vida
  • Determinar cómo controlar las emociones.
  • Resolver conflictos en las relaciones y aprender mejores formas de comunicación.
  • Sobrellevar el dolor o la pérdida
  • Superar el trauma emocional relacionado con el abuso o la violencia.
  • Sobrellevar la enfermedad
  • Hacer frente a los síntomas físicos crónicos

Los trastornos de salud mental que pueden mejorarse con la terapia cognitivo-conductual incluyen:

  • Depresión
  • Trastornos de ansiedad
  • Fobias
  • Trastorno de estrés postraumático
  • Trastornos del sueño
  • Trastornos de alimentación
  • Trastorno obsesivo compulsivo (TOC)
  • Trastorno por abuso de drogas
  • trastorno bipolar
  • Esquizofrenia
  • Trastorno sexual

La terapia cognitivo-conductual puede ser más eficaz en combinación con otras terapias (como antidepresivos u otros medicamentos), Sólo en determinados casos. 

¿Cómo se aplica la terapia cognitivo conductual?

En la primera parte, el terapeuta generalmente recopilará información sobre usted y le preguntará qué desea hacer. El terapeuta puede preguntarle sobre su salud física y mental actual y pasada para obtener más información sobre su afección. Pueden considerar si puede beneficiarse de otros tratamientos, como medicamentos.

El primer curso también es su oportunidad de entrevistar al terapeuta para averiguar si es adecuado para usted. Asegúrese de comprender:

  • Su método
  • Qué tratamiento es el más adecuado 
  • sus objetivos de tratamiento
  • Tiempo por sesión
  • Cuántos tratamientos puede necesitar

Lo más seguro es que el terapeuta se tome un tiempo para comprender su situación e inquietudes y determinar los mejores pasos a seguir. Si no está satisfecho con el primer terapeuta que ve, pruebe con otro terapeuta. Mantener una buena relación con el terapeuta es fundamental para aprovechar al máximo la terapia cognitivo conductual.

El terapeuta le pedirá que hable sobre sus pensamientos y sentimientos y sobre las cosas que le preocupan. Si tiene problemas para hablar sobre sus sentimientos, no se preocupe. El terapeuta puede ayudarlo a sentirse más seguro y cómodo.

La terapia cognitivo-conductual generalmente usa métodos dirigidos para enfocarse en problemas específicos. A medida que avanza el tratamiento, el terapeuta puede pedirle que haga las tareas del hogar en casa (actividades, lectura o ejercicios para desarrollar aún más lo que ha aprendido en el curso del tratamiento de rutina) y alentarlo a aplicar lo que ha aprendido a la vida diaria. .

El enfoque del terapeuta dependerá de sus preferencias y su situación específica. El terapeuta puede combinar la terapia cognitivo-conductual con otras terapias (por ejemplo, la terapia interpersonal que se centra en las relaciones con los demás).

Pasos de la terapia cognitivo-conductual

  • Identifique situaciones o trastornos problemáticos en la vida, que pueden incluir síntomas como afecciones médicas, divorcio, tristeza, ira o trastornos de salud mental. Es posible que deba pasar algún tiempo con el terapeuta para decidir en qué concentrarse y en qué objetivos.
  • Preste atención a sus pensamientos, emociones y opiniones sobre estos temas. Una vez que se determina el problema a resolver, el terapeuta lo alentará a compartir ideas. Para hacer esto, es posible que deba observar sus propias percepciones de la experiencia (diálogo interno), interpretación del significado de la situación y percepciones de usted mismo y de los demás. En este paso el terapeuta, le puede aconsejar que escriba un diario, donde recopile todos sus pensamientos
  • Identifique situaciones o trastornos problemáticos en la vida, que pueden incluir síntomas como afecciones médicas, divorcio, tristeza, ira o trastornos de salud mental. Es posible que deba pasar algún tiempo con el terapeuta para decidir en qué concentrarse y en qué objetivos.
  • Preste atención a sus pensamientos, emociones y opiniones sobre estos temas. Una vez que se determina el problema a resolver, el terapeuta lo alentará a compartir ideas. Para hacer esto, es posible que deba observar sus propias percepciones de la experiencia (diálogo interno), interpretación del significado de la situación y percepciones de usted mismo y de los demás.

¿Cuánto dura la terapia cognitivo-conductual?

Generalmente este tipo de terapia son a corto plazo, ya que puede llevar entre cinco a veinte sesiones por terapia, sin embargo, esto dependerá de cada paciente, de sus resultados y evolución. Además de la gravedad de su trastorno junto con otros factores

¿Qué tan efectiva es la terapia cognitivo conductual?

La terapia cognitivo-conductual puede llegar ser más eficaz que los medicamento, sin embargo, la terapia cognitivo-conductual no es para curar la enfermedad o desaparecer el malestar, sino más bien para brindarle  la capacidad de lidiar con la situación de una manera saludable, lo que puede mejorar su vida y la de usted.