Saltar al contenido

Radiografía: ¿Qué es y para qué sirve?

Radiografía: ¿Qué es y para qué sirve?

Una radiografía es una prueba médica que consiste en la exposición del cuerpo a rayos X para poder obtener imágenes de cómo se estructuran. Si bien puede ocuparse para examinar cualquier material, desde hace más de 100 años se ha ocupado con gran eficacia y valor en el campo de la medicina, pudiendo evaluar de manear no invasiva las alteraciones en el cuerpo.

Con los rayos X es posible ver los huesos, lo cuales aparecerán de color blanco en la imagen; el aire, de color negro y los músculos y grasa, de color gris. Sin embargo, con ayuda de algunas sustancias químicas como bario o yodo, se pueden observar con mayor claridad algunas partes del cuerpo.

Información sobre el precio de radiografía

Radiografía Precio más bajo Precio promedio Precio máximo
Precio en Ciudad de México $ 400 $ 500 $ 4,500
Precio en Monterey (Nuevo León) $ 450 $ 550 $ 4,200
Precio en Guadalajara (Jalisco) $ 350 $ 500 $ 4,300

¿Qué se puede detectar en una radiografía?

Una radiografía puede ayudar a determinar afecciones o problemas diversas partes del cuerpo, depende dónde se coloque.

Puede determinar huesos rotos, dañados o con infecciones. En la misma línea se pueden ver el estado de las articulaciones, revelando artritis. También es posible encontrar la densidad de los huesos, conociendo si se tiene osteoporosis o problemas como cáncer de huesos. Asimismo, si se coloca en la mandíbula, se pueden encontrar caries.

Cuando los rayos X se colocan en el tórax (radiografía de tórax) se pueden encontrar afecciones en los pulmones como tuberculosis, cáncer o neumonía.

El sistema circulatorio también se resalta con ayuda de una sustancia de contraste, con lo cual se pueden ver obstrucciones o anomalías en el corazón o en el desarrollo de los tejidos mamarios.

Es común que cuando un niño se traga algo que no debe, se le haga una radiografía para ver el estado del objeto extraño y determinar la mejor forma de sacarlo.

¿Cómo se llama la radiografía de todo el cuerpo?

Actualmente existe un sistema llamado EOS o Sistema Radiológico Vertical en 3D de baja radiación, el cual permite obtener imágenes en 2 o 3 dimensiones. Con una menor radiación, los médicos pueden trabajar con estos modelos de todo el cuerpo para así revisar huesos órganos y tejidos y determinar si existe alguna alteración.

Para saber más de este sistema, puedes visitar hmdelfos.com

¿Cómo se hace una radiografía?

Para realizar una tomografía no se necesita preparación previa, sólo se debe descubrir la zona a examinar.

Dependiendo del especialista y las necesidades del paciente, la radiografía se puede realizar en un consultorio dental, un hospital o cualquier lugar donde se disponga de la máquina.

Una vez colocada la parte del cuerpo a escanear, no se debe mover por algunos minutos. La radiación es indolora, no se siente nada.

En algunas ocasiones es necesario inyectar material de contraste para poder examinar mejor la imagen, por lo cual, se debe añadir este paso. La sustancia se puede tragar o ser inyectada.

Al terminar la radiación, la persona puede volver a la normalidad sin problema alguno. Si se le administró yodo o bario, se debe beber mucha agua para eliminarlos lo más pronto posible.

Tipos de radiografía

Entre los tipos de radiografía que una persona se puede realizar para examinar el estado de su cuerpo, están:

  • Enema opaco.
  • Radiografía abdominal.
  • Radiografía de hueso.
  • Radiografía de la columna lumbosacra.
  • Radiografía de la columna torácica.
  • Radiografía de la mano.
  • Radiografía de la pelvis.
  • Radiografía de las articulaciones.
  • Radiografía de los dientes.
  • Radiografía de los senos paranasales.
  • Radiografía de tórax.
  • Radiografía de una extremidad.
  • Radiografía del cráneo.
  • Radiografía del cuello.
  • Radiografía del esqueleto.
  • Tránsito esofagogastroduodenal.

Si quieres conocer todos los problemas que se pueden detectar en cada una de ellas, consulta a tu médico.

¿Dónde hacerse una radiografía?

Prácticamente, en casi todos los hospitales y clínicas privadas de nuestro país cuenta con la opción de radiografía. Si es necesaria, sólo acude al lugar más cercano a pedir informes.

Los precios de las radiografías suelen ser accesibles y deben ser interpretadas por un médico.