Saltar al contenido

Hemodiálisis: ¿Qué es y en qué consiste?

Hemodiálisis: ¿Qué es y en qué consiste?

La hemodiálisis consiste en la utilización de una máquina para la limpieza de las toxinas y los líquidos que se acumulan en la sangre. De manera natural, este proceso lo realizan los riñones, sin embargo, cuando existe insuficiencia renal grave y los riñones no pueden realizar este trabajo, se utiliza el llamado “riñón artificial”.

Lo anterior, le da la oportunidad al paciente se seguir con vida y se sienta mejor, pero no es una cura a la insuficiencia renal.

Beneficios de la hemodiálisis

Como se ha comentado, en la hemodiálisis se filtra la sangre para poder limpiarla, la máquina que realiza ese proceso se llama dializador. Ocupar este procedimiento en casos de problemas renales ayuda a:

  • Regular la presión arterial.
  • Regular minerales como el potasio, el calcio y el sodio.
  • Elimina el exceso de sal y agua del organismo.

En qué consiste una hemodiálisis

Primeramente, es importante señalar que este procedimiento se planea con tiempo, ya que el paciente ya debe saber el estado de sus riñones desde antes de utilizar el riñón artificial. Esto se logra gracias a los estudios de creatinina y a la revisión de factores de riesgo como diabetes, hipertensión, glomerulonefritis (inflamación del riñón) o ciertos medicamentos.

Acceso vascular o venoso

Antes de ocupar el dializador, el médico debe realizar un acceso vascular, el cual es una entrada a los vasos sanguíneos del paciente. De manera normal, las venas no tienen el tamaño ideal para poder colocar las agujas ni aguantar el flujo de sangre que se transportará hacia la máquina, así que por medio de cirugía se crea esa entrada. Hay 3 maneras de hacerla:

Fístula arteriovenosa: Consiste en unir una vena y una arteria del antebrazo (comúnmente del brazo no dominante). Este acceso es el más usado, seguro y el que dura más tiempo.

Injerto de fístula arteriovenosa: Se realiza cuando los vasos sanguíneos del paciente son demasiado pequeños; entonces, el cirujano crea un puente con un injerto para que se pueda unir la vena y arteria del paciente.

Catéter temporal: en una emergencia, es posible usar un tubo pequeño que se puede colocar en el cuello, pecho o ingle y puede servir de acceso temporal.

¿Cuánto dura cada hemodiálisis?

Una vez que se conecta el dializador, el tiempo que dura cada sesión dependerá de la gravedad en que estén los riñones, el tipo de máquina que se utilice, la cantidad de líquido que se concentre entre sesiones y la complexión del paciente.

Tomando en cuenta lo anterior, y con base en los tiempos estimados, una hemodiálisis dura alrededor de 4 a 5 horas. En una semana se realizan en 3 sesiones, generalmente y pueden realizarse estando sentados o acostados, viendo la televisión, escuchando música o durmiendo.

¿Qué debe comer una persona con hemodiálisis?

Sin duda, el cuidado alimenticio de una persona que sufre de insuficiencia renal es vital. Tal vez la recomendación más importante es sobre la ingesta de líquidos, ya que, al no poder eliminarlos en forma de orina, se tendrán que medir cuidadosamente; ya sea los que vienen del agua o de los alimentos.

La dieta debe contener muy poco potasio y sodio. Se deberán evitar los frutos secos, el tomate, el cacao y poner a cocer las verduras y extraer toda el agua.

No consumir alcohol y reducir las grasas animales y saturadas.

Las frutas deben comerse de 2 piezas al día, máximo.

Diferencia entre diálisis y hemodiálisis

Hay que recalcar que a cualquier proceso que busca la limpieza de la sangre de las toxinas y el líquido acumulado se le llama diálisis. De manera popular solo se le llama diálisis a cualquier proceso que cumpla esta función.

Existen 2 maneras de realizar esta limpieza:

Hemodiálisis: Ocupa una máquina que sirve para filtrar la sangre del cuerpo del exceso de toxinas y agua por medio de un acceso vascular.

Diálisis peritoneal: Ocupa como filtro de diálisis el peritoneo, una membrana que cubre las vísceras de la cavidad abdominal. Cuando se introduce líquido de diálisis por un periodo de tiempo en esa membrana, que parece un globo, es capaz de filtrar las toxinas.

Riesgos de una hemodiálisis

Si bien este tratamiento a la insuficiencia renal ofrece una buena calidad de vida, puede tener algunos riesgos como:

  • Hiperpotasiemia (niveles altos de potasio).
  • Pericarditis (inflamación de la membrana que cubre al corazón).
  • Infección u otras complicaciones en el acceso vascular.
  • Depresión.
  • Aumento en la carga de líquidos.
  • Falta de absorción de vitamina D, provocando debilitamiento de huesos.
  • Problemas para dormir.
  • Anemia.
  • Hipotensión.