Saltar al contenido

Electromiografía: ¿Qué es y cuánto cuesta?

La electromiografía (EMG) es un procedimiento de diagnóstico que sirve para revisar  la salud de los músculos y las células nerviosas que controlan los músculos llamadas neuronas motoras.Estas neuronas están encargadas de transmitir señales eléctricas para que los músculos hagan contracciones. Para hacer este procedimiento se utilizan unos pequeños instrumentos llamados electrodos , que convierten estas señales en valores que pueden interpretar los médicos.

Los resultados de una prueba de EMG pueden mostrar lo siguiente:

  • Disfunción nerviosa
  • Disfunción muscular 
  • Problemas con la transmisión de señales de los nervios a los músculos. 

¿Qué enfermedades se detectan con la Electromiografía?

Los resultados de EMG generalmente son necesarios para ayudar a diagnosticar o descartar ciertas enfermedades, como enfermedades musculares, como distrofia muscular o polimiositis. Enfermedades que afectan las conexiones entre nervios y músculos, como la miastenia gravis, enfermedades de nervios fuera de la médula espinal como nervios periféricos, (síndrome del túnel carpiano o neuropatías periféricas), padecimientos que afectan a neuronas motoras del cerebro o a la médula espinal, (esclerosis lateral amiotrófica o poliomielitis) enfermedades que dañan la raíz del nervio, como alguna hernia de disco en la columna vertebral.

¿Cuánto cuesta una electromiografía? 

El costo puede variar oscila entre los $2,500 y los $4,000 pesos mexicanos, según los requerimientos específicos del médico.

Información sobre el precio de Electromiografía

Electromiografía Precio más bajo Precio promedio Precio máximo
Precio en Ciudad de México $876 $876 $876
Precio en Monterey (Nuevo León) $400 $876 $876
Precio en Guadalajara (Jalisco) $876 $876 $876

¿Cuánto tiempo se tarda en hacer un electromiograma?

La prueba no supera los 30 minutos y su duración depende del alcance del estudio. Bajo la supervisión de un neurólogo, colocarán sensores (electrodos) en su cuerpo y le pedirán que haga algunos movimientos para registrar la actividad eléctrica de los músculos.

 ¿Cómo y por qué se solicita una Electromiografía?

El médico podría solicitar una electromiografía si tienes signos o síntomas que podrían indicar un trastorno nervioso o muscular. Estos síntomas pueden incluir los siguientes:

Su médico puede ordenar una prueba de EMG, si sufre de los siguientes síntomas que podrian indicar algún trastorno muscular o nervioso:  

  •  Hormigueo·
  • Entumecimiento 
  •  Debilidad muscular
  • calambre muscular
  • Dolor muscular

¿Cómo prepararse para una Electromiografía?

  • Cuando programe una EMG, pregunte si necesita dejar de tomar algún medicamento recetado o de venta libre antes del examen. Si está tomando un medicamento llamado Mestinon (pytigstigmine), debe preguntar específicamente si debe dejar de realizar las pruebas para ese medicamento.
  • Báñese poco antes del examen esto para eliminar algunos aceites de la piel. 
  • No administrar lociones o cremas antes del examen.
  • Su neurólogo tratante tiene que saber si tiene ciertas enfermedades. Es por eso que le debe de proporcionar la siguiente información:

Si tiene:

  •  marcapasos o cualquier otro dispositivo eléctrico médico 
  •   hemofilia (trastorno de coagulación de la sangre acausante de sangrado prolongado)

Si toma:

  •  medicamentos anticoagulantes

¿Cómo se realiza un electromiograma? 

Mientras se realiza el procedimiento, los electrodos de superficie a veces emiten corrientes muy suaves, que se pueden sentir como enredos o calambres. Los electrodos de aguja pueden causar malestar o dolor, que generalmente desaparece poco después de que se retira la aguja.

Durante el examen de EMG con aguja, el neurólogo evaluará si los músculos tienen actividad eléctrica espontánea (actividad que no existe en el tejido muscular sano) cuando los músculos están en reposo y el grado de actividad cuando los músculos están ligeramente contraídos.

Su neurólogo le dará instrucciones sobre cómo relajar y contraer los músculos en el momento adecuado. Durante el examen, el neurólogo puede pedirle que cambie su postura en función de los músculos y nervios que examina.

Si le preocupa la incomodidad o el dolor en cualquier momento durante el examen, es posible que deba hablar brevemente con el neurólogo.