Saltar al contenido

Diálisis peritoneal: ¿Qué es y en qué consiste?

Diálisis peritoneal: ¿Qué es y en qué consiste?

La diálisis peritoneal consiste en la limpieza de toxinas y líquidos que están presentes en la sangre por medio del uso del peritoneo, una fina membrana que está localizada en el abdomen y que cubre intestino e hígado.

De manera natural, este proceso lo realizan los riñones, sin embargo, cuando existe insuficiencia renal grave y los riñones no pueden realizar este trabajo, se ocupa este procedimiento.

Lo anterior, le da la oportunidad al paciente se seguir con vida y se sienta mejor, pero no es una cura a la insuficiencia renal.

Beneficios de la diálisis peritoneal

Como se ha comentado, con la diálisis peritoneal se filtra la sangre para poder limpiarla, ocupando un líquido limpiador que se coloca con ayuda de un catéter en el peritoneo. Ocupar este procedimiento en casos de problemas renales ayuda a:

  • Regular la presión arterial.
  • Regular minerales como el potasio, el calcio y el sodio.
  • Elimina el exceso de sal y agua del organismo.
  • Ayuda a la formación de glóbulos rojos.

Además, a comparación de la hemodiálisis, este proceso se puede realizar en el trabajo, la casa o de viaje. Asimismo, al realizarse a diario, la concentración de minerales y líquidos es menor, dando mayor libertad en la dieta.

En qué consiste una diálisis peritoneal

Primeramente, es importante señalar que este procedimiento se planea con tiempo, ya que el paciente ya debe saber el estado de sus riñones desde antes de ser apto para este tipo de diálisis. Esto se logra gracias a los estudios de creatinina y a la revisión de factores de riesgo como diabetes, hipertensión, glomerulonefritis (inflamación del riñón) o ciertos medicamentos.

Cuando una persona necesita filtrar su sangre, su médico debe asesorarlo sobre el tipo de diálisis que necesita, ya que esta opción no es apta para personas con hernias, con cicatrices que cubren gran parte del abdomen, personas que no pueden cuidarse a sí mismas o enfermedad intestinal inflamatoria.

Inserción del catéter

Una vez que la persona sea confirmada para el uso de procedimiento, se le tendrá que colocar el catéter que enviará la solución limpiadora al peritoneo. La sonda de inserta utilizando anestesia general cerca del ombligo.

Una vez insertado el catéter, se esperará un periodo de 15 días para esperar que se cure la zona.

Procedimiento

El procedimiento difere según el tipo de diálisis que se realice.

Diálisis peritoneal ambulatoria continua

Ya listo el catéter, se inserta la solución limpiadora se introduce por medio del abdomen. Ahí, la membrana peritoneo empieza a filtrar las toxinas y líquidos de la sangre y empieza a limpiarla con los componentes de la solución.

Después de 4 a 6 horas, el líquido permanece en el peritoneo, lo cual se llama “tiempo de permanencia”.

Una vez terminado el tiempo de permanencia, el líquido que queda lleno de los desechos, es drenado hacia una bolsa vacía. Entonces se realiza el “intercambio”, que es cambiar las bolsas de solución.

Este proceso se realiza entre 4 a 5 veces al día.

Diálisis peritoneal de ciclo continuo

Aquí, se realiza la diálisis por medio de una máquina que es llamada cicladora automatizada. Es un método que se realiza por la noche, mientras el paciente está dormido. Lo que hace la maquina es llenar el abdomen automáticamente del líquido limpiador y después de unas 3 o 4 horas, lo drena a una bolsa estéril.

Diferencia entre diálisis peritoneal y hemodiálisis

Hay que recalcar que a cualquier proceso que busca la limpieza de la sangre de las toxinas y el líquido acumulado se le llama diálisis. De manera popular solo se le llama diálisis a cualquier proceso que cumpla esta función.

Existen 2 maneras de realizar esta limpieza:

Hemodiálisis: Ocupa una máquina que sirve para filtrar la sangre del cuerpo del exceso de toxinas y agua por medio de un acceso vascular.

Diálisis peritoneal: Ocupa como filtro de diálisis el peritoneo, una membrana que cubre las vísceras de la cavidad abdominal. Cuando se introduce líquido de diálisis por un periodo de tiempo en esa membrana, que parece un globo, es capaz de filtrar las toxinas.

Riesgos de una diálisis peritoneal

Si bien este tratamiento a la insuficiencia renal ofrece una buena calidad de vida, puede tener algunos riesgos como:

  • Aumento de peso ya que el líquido limpiador está hecho con dextrosa, con lo cual, se pueden filtrar algunas calorías de azúcar de más,
  • Puede provocar una distensión de músculos por la retención de líquidos.
  • Puede dejar de funcionar después de varios años, haciendo que se ocupe una hemodiálisis o un trasplante.
  • Siempre puede existir riesgo de infección si no se siguen las medidas adecuadas.