Saltar al contenido

Cortisona: ¿Qué es y para qué sirve?

Cortisona: ¿Qué es y para qué sirve?

La cortisona es un fármaco utilizado para suprimir el efecto del sistema inmune, es decir, es un inmunosupresor. Con esto, se consigue disminuir la inflamación, los síntomas de las alergias, el dolor. También es indicado para el tratamiento de enfermedades autoinmunes, asma, problemas cutáneas y pulmonares.

¿Para qué sirve?

La cortisona se clasifica como un glucocorticosteroide y es producida de manera natural en la corteza suprarrenal, pequeñas glándulas encima de los riñones.

Esta sustancia ayuda a:

  • Metabolizar grasas, proteínas y carbohidratos; estimula producción de glucosa
  • Estimula el sistema nervioso, dando energía en momentos específicos;
  • Facilita la función de las hormonas del estrés, en situaciones donde hay que estar alertas.
  • Reduce la respuesta inmunitaria, uniendo temporalmente el dolor e inflamación.

Enfermedades que puede tratar la cortisona

Dados las funciones que puede aportar la cortisona, en el terreno médico se puede prescribir para dar alivio y tratamiento a varias enfermedades:

  • Alergias.
  • Reumatismo articular agudo.
  • Esclerodermia.
  • Espondolisis.
  • Leucemia.
  • Mielomas.
  • Endocarditis.
  • Algunas cirrosis hepáticas.
  • Enfermedad de Addison.
  • Lupus eritematoso diseminado.
  • Enfermedades del colágeno.
  • Entre otras.

¿La cortisona engorda?

Sin duda, se ha demostrado que la cortisona produce un aumento de peso. Sin embargo, este efecto siempre dependerá de la dosis que se aplique, así como del tiempo que se le administre.

Los glucocorticoides provocan como efectos secundarios el aumento de apetito y la retención de líquidos y sodios, lo cual se traduce como un aumento en la masa de la persona.

El médico deberá establecer la dosis y el tiempo de tratamiento para evitar este efecto secundario.

Presentaciones de cortisona

En el mercado, la cortisona es difícil de hallar por sí sola; en su lugar, encontramos diversas marcas y presentaciones con otros glucocorticoides: prednisona o hidrocortisona.

Tabletas: Esta vía oral es práctica y suele hallarse en gramaje de 5, 20 o 50.

Tópica: Las cremas o ungüentos con cortisona u otro glucocorticoide deben ser indicadas por el médico, quien revisará el tiempo de tratamiento.

Inyecciones: Las inyecciones pretenden tener una acción rápida para aliviar el dolor y la inflamación de una parte del cuerpo, comúnmente, codo, tobillo, cadera y columna vertebral.

Nombre comercial de cortisosina

Lo más común que puedes encontrar en farmacias, son productos con algún corticoide en su fórmula. Entre las marcas que puedes hallar, son:

  • Cápsulas
  • Tabletas
  • Frasco con gotero y ungüento.

Efectos secundarios de cortisona

Sin duda, uno de los aspectos que más causan revuelo respecto al uso de este tipo de fármacos, es su gran lista de reacciones adversas. No se puede negar el daño que puede hacer al cuerpo, sin embargo, si el médico sabe evaluar el riesgo contra el beneficio, puede ayudar a tratar muchas enfermedades.

Retención de sodio y líquidos, debilidad muscular, pérdida de masa muscular, fracturas patológicas de los huesos largos, ruptura de tendones, osteoporosis, hipertensión arterial, úlcera péptica con riesgo de perforación, pancreatitis, esofagitis ulcerativa, distención abdominal, problemas de cicatrización, fragilidad de la piel, eritema facial, urticaria, vértigo, dolor de cabeza, convulsiones, diaforesis, presión intracraneal aumentada con papiledema, depresión, euforia, insomnio, aumento de la presión intraocular, glaucoma, exoftalmos, alteraciones menstruales, hiperglucemia, resistencia a la insulina, ansiedad, colitis, disfunción eréctil, hipotiroidismo.

Hay que señalar que el tratamiento con cortisona durante periodos cortos de tiempo, no presenta muchos de los síntomas ya descritos.

¿Cuánto cuesta la cortisona?

A la hora de verificar los costos de los glucocorticoides, siempre debemos revisar el lugar de compra, así como la marca.

El precio para México de la cortisona, así como de la prednisona o hidrocortisona, ronda entre los 300 y 1,500 pesos mexicanos. Sin embargo, el precio se puede elevar según qué tan especializado sea el fármaco.

¿Dónde comprar cortisona?

Es probable que en muchas farmacias tradicionales su uso sea moderado. Se debe tener en cuenta que se necesita prescripción y una guía adecuada para su uso, por lo cual, se podrá hallar en farmacias especializadas o recursos en línea como Prixz o Farmalisto.

EVITE LA AUTOMEDICACIÓN
Recuerde seguir las recomendaciones de su médico