Comparte esto:

El Instituto de Formación Política de Morena, esencial para construir el partido que necesita la 4ª Transformación

El triunfo contundente del 1º de julio de 2018 que llevó a la presidencia de la República a Andrés Manuel López Obrador y dio la mayoría legislativa a Morena fue el resultado de una gran insurgencia cívica, de una masiva movilización popular que decidió poner fin al régimen prianista basado en la corrupción, en la desigualdad y en la negación de los derechos sociales para la mayoría de la sociedad mexicana. Esa insurgencia cívica abrió paso a una nueva etapa en el desarrollo de nuestro país. Esa gran movilización popular expresó su voluntad de poner fin al antiguo régimen de privilegios y concentración de la riqueza en pocas manos y comenzar una transformación profunda, en donde el pueblo tome en sus manos su propio destino.

Con el triunfo cívico se abrió una nueva esperanza para los desposeídos de este país, que entendieron con claridad el mensaje central de Andrés Manuel que es el eje de la política que guía a este nuevo gobierno: “por el bien de todos, primero los pobres”.

Hacer realidad ese objetivo de que el gobierno de la 4ª transformación sea un gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo, y que por fin haya justicia social para la enorme mayoría de la sociedad mexicana, hoy excluida hasta de lo más elemental, requiere de un partido que acompañe y respalde este proceso.

Este partido no existe. Morena fue una gran movilización cívica, una organización ejemplar que movilizó a cientos de miles de ciudadanos para construir un movimiento electoral que arrasó en las urnas. Pero Morena no existe como partido. No tiene estructuras orgánicas permanentes, no tiene espacios orgánicos de información, de discusión, de reflexión, de análisis de lo que está pasando y de los grandes desafíos y resistencias que enfrenta el gobierno de la 4ª Transformación.

Los miles de militantes y de simpatizantes de Morena demandan, exigen que se creen estos espacios orgánicos de estudio, de reflexión y de toma de decisiones que creen un verdadero partido político, con militantes formados, informados, conscientes de las tareas que es necesario hacer y que desarrollen la consciencia social desde las bases, desde las comunidades, desde las colonias, escuelas, fábricas.

Si Morena no es capaz de crear un verdadero partido político que acompañe, que movilice, que forme militantes conscientes capaces de incidir en la sociedad y de ser verdaderos líderes, la 4ª Transformación puede naufragar. Sin un verdadero partido que impulse la 4ª Transformación, el gobierno sólo no podrá hacerla realidad.

Por eso, es necesario impulsar la creación y el trabajo del Instituto de Formación Política de Morena, cumplir con la resolución del Congreso Extraordinario de nuestro partido que lo mandató y hacer de este Instituto un instrumento que contribuya a la creación del partido que espera y que exige nuestra militancia y buena parte de la sociedad mexicana.

Paco Ignacio Taibo II, Pedro Salmerón y Felipe Ávila

Comparte esto:
Categorías: Uncategorized

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *